Germán Martínez amartilla la pistola al oír el nombre de Cárdenas

I. Hay panistas de nuevo cuño de corte tan derechista, que son los actuales nazi-fascistas, como los que hicieron circular fotografías con uniformes a la Hitler. Y que no dudo que su padrino sea Germán Martínez Cázares, además de patrocinador del corrupto exdirector de Pronósticos Deportivos Adolfo Blanco Tatto, quien durante 5 años organizó con su pandilla sorteos de camuflaje para quedarse con los premios; está condenado a pagar 60 millones de multa e inhabilitado para no ejercer ningún cargo público; y se calcula que tiene una fortuna de no menos de 1 mil millones de pesos. Así que lo sancionaron tan generosamente que apenas le quitaron un pelo, no de gato, sino de rata. Martínez Cázares convenció a Calderón de nombrar a este tipo en ese cargo y se enriqueció, quién sabe con cuantas mochadas para sus protectores. Pues bien, el neopanista Martínez Cázares publicó suescupitajo, porque es “periodista” de los lunes (Reforma, 4 de agosto de 2014), aunque otros le hacen las notas que le publican porque apenas si sabe escribir su nombre.

II. Este tipo se permitió suscribir una serie de estupideces contra Lázaro Cárdenas del Río, que le hicieron lo que el viento a Juárez, su igual, y quien históricamente sigue vivo y no haciéndose el vivo como Martínez Cázares, para validar el apoyo a sus compañeros de viaje encabezados por Gustavo Madero y sus diputados federales y senadores que, creyendo finalmente vomitar su venganza, apoyaron servilmente las contrarreforrnas a los principios constitucionales de los artículos 27 y 28, que legitimaban y legalizaban la Expropiación Petrolera de 1938, cuando Cárdenas y la nación hicieron lo contrario que han hecho Peña-Partido Revolucionario Institucional (PRI), apoyados por un Partido Acción Nacional (PAN) nacido por odio a Cárdenas en 1939 y porque, adelantándose a Peña, comulgaban con la entrega de la riqueza petrolera a empresarios extranjeros y nativos, como está a punto de llevarse a cabo cuando aterrice –si aterriza– la contrarreforma peñista-panista.

III. Martínez Cázares, al que Calderón cesó una vez de la Secretaría de la Función Pública y otra vez de la dirigencia del PAN, se fue a mordidas contra la figura histórica de Cárdenas. Y con el hocico sangrando y escupiendo dientes aplaudió al peñismo que, convertido al panismo y llevando al PRI a su extrema derecha, ya consumó el primer paso para privatizar la explotación petrolera; triunfo que lleva visos de ser pírrico, cuando la consulta popular (y constitucional) se pronuncie sobre esos cambios estructurales. Como buen nazi-fascista, Martínez Cázares, al escuchar el nombre de Lázaro Cárdenas del Río, de inmediato martilló su pistola, como “todo sicópata neurótico rayando en la esquizofrenia” (Walter C Langer, La mente de Adolfo Hitler) y ha disparado –sin atinarle– al fantasma creado por sus desvaríos que confundió con la figura histórica de Cárdenas. Envalentonado por las contrarreformas peñistas-panistas que lo mismo injurian a Juárez que a Cárdenas, este pistolero es parte de la delincuencia neopanista capaz de eso y más, para adquirir la notoriedad del aurea mediocritas, es decir, la enanez de la medianía.

*Periodista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s