Presidente Peña… ¿me da una entrevista?

Por: Martín Moreno

+No soy Legarreta ni Araiza, pero sé preguntar

+Entrevistas a modo sólo causan desconfianza Hasta donde sé, Andrea Legarreta es conductora de programas caseros y amiga personal de Emilio Azcárraga Jean; Raúl Araiza es comediante y actor venido a menos. Ninguno de los dos puede llamarse periodista.

Entonces, ¿por qué el presidente de México les dio una entrevista para hablar de la reforma más importante del sexenio – la Energética-, en un entorno más de chismes y de sketchs cómicos, que de formalidad política y periodística? Cuando el presidente de la República ventila la Reforma Energética entre los bailecitos de Legarreta y los chistecitos de Araiza, comete un error gravísimo: darle a la reforma de mayor calado de su gobierno una dimensión de lavadero y de cochambre mañanero, que son el sello del programa ‘HOY’.

¿Esa es la importancia que el gobierno peñista le da a la Reforma Energética: exponerla –en ambos significados de la palabra- en un programa de chismes y cotorreo? Sí, el mismo programa donde Ninel Conde habla de sus supuestas infidelidades y en el que “Pepillo” Origel se regodea con sus amigos del jet set de la farándula. ¿Ese es el justo nivel que Peña Nieto y su gobierno le dan a la Reforma Energética: el encuadre de cámaras del programa ‘HOY’?  ¿No da para más? Podría explicarse que es por el rating. OK.

Nada más que el cálculo es errado: el auditorio del programa ‘HOY’ está integrado por televidentes a quienes les interesa todo: los chismes de Ninel, las burradas del “Burro” Van Rankin, los vestidos entallados de Maribel Guardia y los sketchs patéticos de Araiza y compañía, todo, sí, menos los entresijos de la complicada Reforma Energética.

Lamentable, que un programa de chismes y lavadero sea el medio para exponer a la Reforma Energética. Lamentable, que el presidente de México se preste a esa astracanada. Lamentable, que los mexicanos tengamos ese parámetro: dime el último chisme de Ninel y te diré en qué te beneficia la Reforma Energética. Y por supuesto que ni Legarreta ni Araiza tienen la culpa.

Ellos sólo reciben órdenes, guión y preguntas por escrito, y actúan como si estuvieran haciendo una telenovela o un sketch. No hay diferencia. “Gracias por su tiempo a todo el equipo de asesores de la Presidencia!”, dijo Araiza a través de su cuenta en TW. Sin comentarios.

Por eso me atrevo, como periodista, y a través del espacio que compartimos cada miércoles con los lectores de SINEMBARGO.MX,  a solicitarle al presidente Enrique Peña Nieto una entrevista sobre la Reforma Energética. Si se la dio a Legorreta y a Araiza, ¿por qué no podría un periodista tener también una con el Presidente? La entrevista con Peña Nieto la publicaría en esta Red Pública semanal. Tal cual. Textual.

Es un foro, presidente Peña Nieto, respetable, plural y cada vez más leído. Eso sí: adelanto que no diría, como lo hizo Andrea Legarreta, frases como “me emociona escucharlo”.

No se me da el halago fácil, ni la zalamería al político, aunque tampoco se trata de una emboscada periodística. No es por ahí. Allí están mis entrevistas en YouTube.

Algunas, como la que le hice al admirado Larry King, para que el Presidente se dé una idea del tipo de entrevista que estoy dispuesto a hacer. Una entrevista real entre un Presidente y un periodista. Una entrevista sin maquillaje, sin ofender la inteligencia de millones de mexicanos. Una entrevista útil y que responda a las preocupaciones de quienes ven con recelo a la Reforma Energética.

Una entrevista con libertad y respeto mutuo. Eso es lo que le ofrezco, ciudadano Presidente. Porque insisto: si decidió darle una entrevista a una conductora y a un comediante, ¿por qué no dársela a un periodista? Esperaría una respuesta, por supuesto. ***** En nada ayuda una entrevista que el presidente de México le da a un programa de chismes y banalidades como lo es ‘HOY’, muchos menos cuando se trata de la Reforma Energética.

Ni es el foro ni es el nivel profesional ni es la audiencia que merece esta reforma. Tampoco abona a la imagen presidencial. ¿Por qué? Por una razón innegable: da la impresión –de hecho, es el mensaje que se manda-, de que Peña Nieto no tendría respuestas ante un interrogatorio serio y a fondo respecto a la Reforma Energética.

Mal parado queda el Presidente dando la impresión de que su nivel intelectual está a la par de Legarreta y de Araiza. No lo creo así. Sin embargo, sus asesores piensan que así es.

La entrevista de Peña Nieto con el programa ‘HOY’ no sólo insulta la inteligencia de los mexicanos. Fue un sketch político insulso y a la medida de un Presidente que – reitero: es el mensaje que se manda- parece carecer de respuestas ante cuestionamientos más de fondo y rigurosos sobre la Reforma Energética.

Aunque Peña Nieto registra un desplome en su imagen y en la aceptación ciudadana, el terreno que había ganado con la Reforma Energética se ha ido al caño con esta entrevista – de alguna manera hay que llamarla-, en un programa donde “Pepillo” Origel cuenta chismes faranduleros y la estrella es Ninel Conde. No.

La entrevista con Legarreta y Araiza no abona en favor de la Reforma Energética. Muy al contrario: provoca mayor desconfianza entre las mayorías por que aparece un Presidente intentando explicar algo vital para el país, en un foro de chismes y piquetes de ombligo.

¿Quién lo va a tomar en serio? ¿O acaso alguien les cree a Legarreta y a Araiza cuando dicen que la entrevista era necesaria porque estaban llenos de dudas? ¿O acaso alguien cree que el Presidente respondió a preguntas enviadas por el público a través del programa ‘HOY’? Puede ser, aunque garantizamos que sólo fueron seleccionadas las suavecitas y no las comprometedoras. ¿Quién le podría creer a un Presidente que aparece en un espacio farandulero explicando la reforma más importante de su gobierno?

***** Seamos sensatos: será difícil que Peña Nieto me dé la entrevista solicitada mediante este espacio. Lo veo muy difícil, aunque no imposible. En todo caso, no es una entrevista para un periodista o para un medio. Es para millones que la leerán y que podrán tener, mediante ese género periodístico, una visión más amplia, seria y fiel de lo que significó abrir la inversión privada –nacional y extranjera-, para que se sirva del petróleo mexicano.

Ese, entre muchos otros puntos. Veo difícil que Peña Nieto me dé la entrevista. Y si lo hace, no sólo me sorprenderá. Ganará seguramente respeto.

Twitter: @_martinmoreno

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/opinion/20-08-2014/26535. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s