Ordenan protección para familia de periodista asesinado en Oaxaca

PEDRO MATÍAS

OAXACA, Oax. (apro).- La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) dictó medidas cautelares para la familia de Octavio Rojas Hernández, corresponsal del diario El Buen Tono de Veracruz, asesinado el lunes 11 en el municipio de San José Cosolapa, al tiempo que exigió a las autoridades una investigación a fondo.

En tanto, un grupo de comunicadores pidió a la DDHPO que exija a las autoridades que no descarten la línea del trabajo periodístico como motivo en el homicidio de Octavio Rojas, debido a que existen publicaciones que podrían ser el hilo conductor para esclarecer el caso.

El lunes 11, la Procuraduría de Oaxaca confirmó que alrededor de las 16:00 horas, en la avenida El Nacimiento frente al número 23 de la colonia Santa Fe, de la unidad habitacional Constancia, perteneciente al municipio de San José Cosolapa, fue ejecutado el reportero.

La esposa del comunicador, quien también se desempeñaba como vocero del ayuntamiento de Cosolapa, declaró que ese día se presentó a su domicilio un joven para preguntar si vendían el vehículo que estaba estacionado frente a su vivienda, motivo por el que el reportero policiaco salió para dialogar sobre la eventual venta.

Sin embargo, cuando la víctima pidió a su esposa que entrara a la vivienda por las llaves del auto, de inmediato la mujer escuchó varias detonaciones de arma de fuego y, al salir, se percató que su esposo yacía tendido en el piso y su agresor se alejaba corriendo.

Una vez que se dio a conocer la agresión, el lugar fue resguardado por personal del Ejército y de las policías Estatal, Vial y Municipal de Cosolapa.

El reportero de la sección de policía en El Buen Tono, Octavio Rojas Hernández, de 47 años, fue identificado por sus familiares.

También se supo que sus últimas notas fueron relacionadas con la captura de una banda de “ordeñadores” de ductos de Pemex en Tuxtepec.

El diario El Buen Tono reconoció que Rojas Hernández era su colaborador y además condenó el crimen de su corresponsal.

Amigos de Octavio Rojas indicaron que la víctima daba puntual seguimiento a los constantes robos de combustible en los municipios de Tuxtepec y Tierra Blanca, y además daba cuenta de las detenciones de bandas dedicadas a la sustracción ilegal de hidrocarburos conocidos como “chupaductos”.

Ahora, tanto la PGJE como la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) deberán brindar a la brevedad protección a la esposa e hijos del periodista sacrificado frente a su domicilio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s